Inicio » Uncategorized » Entender la Ansiedad

Entender la Ansiedad

ansiedadHaz tu consulta en www.self-confident.es

La ansiedad es una emoción, como el enfado, la alegría, o la tristeza, por lo que todas las personas podemos sentir en muchos momentos de nuestra vida , es algo que está dentro de lo normal.

Sabremos que tenemos ansiedad, porque notaremos una reacción que nos activa para tratar de evitar un resultado no deseado.

Pero la ansiedad se vuelve patológica cuando se mantiene en el tiempo porque no tenemos los recursos necesarios para hacerle frente.

SITUACIONES QUE PROVOCAN ANSIEDAD

Entre las situaciones que nos provocan ansiedad, y que afecta de manera diferente a las personas, porque influye la percepción subjetiva que cada uno tenga de esas situaciones y de sus recursos para enfrentarse a ellas son:

1.    Situaciones de evaluación, como por ejemplo: hablar en público, hacer exámenes, ser observado, o supervisado, tomar decisiones, hacer entrevistas, etc.

2.    Situaciones interpersonales: son más personales que las anteriores implica el cara a cara, por ejemplo: tener una conversación a solas con una persona del otro sexo, asistir a un cita, ir a una reunión social, conocer gente nueva, etc.

3.    Situaciones fóbicas, que se intentan evitar como: ir al dentista, las inyecciones, o la sangre, las multitudes, los espacios cerrados, viajar en avión o en barco, las escenas violentas, los espacios cerrados, u otras situaciones donde es más difícil respirar, o escaparse (en caso de que surja la reacción de ansiedad), etc.

4. Situaciones cotidianas como por ejemplo: estudiar, trabajar, dormir, etc., y a veces en cualquier situación, por nada en concreto.

SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD

Ante estas situaciones, sabremos que tendremos ansiedad  intensa y complicada de manejar por nosotros,  porque nuestros síntomas serán algunos de los siguientes, no siendo igual para todas las personas, ya que dependerá de nuestro aprendizaje y predisposición biológica:

1. A nivel cognitivo-subjetivo: preocupación, temor, inseguridad, dificultad para decidir, miedo, pensamientos negativos sobre uno mismo y sobre nuestra actuación ante los otros, temor a que se den cuenta de nuestras dificultades, temor a la pérdida del control, dificultades para pensar, estudiar, o concentrarse, etc.

2. A nivel fisiológico: sudoración, tensión muscular, palpitaciones, taquicardia, temblor, molestias en el estómago, u otras molestias gástricas, dificultades respiratorias, sequedad de boca, dificultades para tragar, dolores de cabeza, mareo, náuseas, molestias en el estómago, tiritar, etc.

3. A nivel motor u observable: evitación de situaciones temidas, fumar, comer o beber en exceso, intranquilidad motora (movimientos repetitivos, rascarse, tocarse, etc.), ir de un lado para otro sin una finalidad concreta, tartamudear, llorar, quedarse paralizado, etc.

Si la ansiedad persiste si los episodios de ansiedad son frecuentes e intensos ya estamos hablando de trastornos de ansiedad, que según recoge el DSM-IV en su clasificación Internacional son:

  • Trastorno de pánico (Ataques de pánico o crisis de ansiedad frecuentes)
  • Agorafobia (Anticipación ansiosa y evitación de aquellas situaciones que pueden provocar ansiedad o un ataque de pánico)
  • Fobia específica (Temor intenso, irracional y evitación de situaciones concretas como animales inofensivos)
  • Fobia social (Ansiedad excesiva ante situaciones sociales)
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (Ansiedad excesiva producida por pensamientos relacionados con limpieza, contaminación, orden, control, posibilidad de hacer daño, etc.)
  • Trastorno por estrés postraumático (Tras haber sufrido un trauma, hace más de un mes, sigue habiendo abundantes síntomas de reexperimentación, embotamiento, disforia, activación y evitación)
  • Trastorno por estrés agudo (Similar al anterior, pero en el primer mes después de haber sufrido la situación traumática; como violación, asalto, haber presenciado una muerte violenta, etc.)
  • Trastorno de ansiedad generalizada (Preocupación constante por cualquier tema de la vida cotidiana, cuyas posibles consecuencias se ven excesivamente probables y catastróficas)
  • Trastorno de ansiedad debido a enfermedad médica (Problemas de ansiedad debidos a enfermedades hormonales o de otro tipo que interfieran también en las emociones)
  • Trastorno de ansiedad inducido por sustancias (El trastorno de ansiedad sufrido cuando se está consumiendo tabaco, cannabis, cocaína, tranquilizantes, etc.)
  • Trastorno de ansiedad no especificado (Un trastorno de ansiedad que no esté incluido en las categorías anteriores).

Pero para todos los casos de ansiedad desde la normal hasta la patológica existen tratamientos, que ya los comentaremos en otro post.

R.Z. Peurifoy. “Venza sus temores”. Madrid: Editorial Robin Book.

A. Cano Vindel. “La ansiedad. Claves para vencerla”. Málaga: Editorial Arguval (www.arguval.com)

www.ansiedadyestres.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s